Bienvenidos a nuestro Blog

Polillas

 

Ella era una mujer de buen gusto y en su guardarropa había finas prendas de vestir y hermosas joyas. Un buen día murió dejando como herederos a hijos. Tristemente, al momento de repartir sus pertenencias, los hermanos no llegaron a un acuerdo y decidieron guardarlas. Tal vez con el paso del tiempo lograrían repartirlas, desprendiéndose de ellas, o cediéndolas sin conflictos.

 

Pasaron meses, incluso años hasta que por fin decidieron repartir las finas prendas y hermosos abrigos, pero cuál sería su sorpresa al percatarse que aquellas valiosas pieles estaban agujereadas cual queso suizo. Invadidas por cientos de polillas, unos bichos intrusos que sin ser invitados entraron en aquel closet y se devoraron las preciadas prendas que finalmente terminaron en la basura.

 

Esta tragi-cómica, pero verídica historia me recuerda las palabras de Cristo: “No guarden tesoros para ustedes aquí en la tierra, donde la polilla y el óxido los dañarán, y donde los ladrones entran a robárselos. Más bien, guarden tesoros para ustedes en el cielo donde ni la polilla ni el óxido los dañarán y donde los ladrones no pueden entrar a robárselos. Pues donde esté tu tesoro, allí estará tu corazón”. Mt.6:19-21

 

La enseñanza fue fuerte, pero muy buena. ¡Qué cuidadosos debemos ser en lo que se refiere a acumular tesoros!Dios no está en contra de que tengamos y disfrutemos de cosas materiales, siempre y cuando éstas no se conviertan en el motivo de nuestra existencia: vivir para tener, para acumular egoístamente más y más.

 

Él nos insta a hacer tesoros en el cielo, no acá en la tierra. ¿A qué se refiere con eso?Hacemos tesoros en el cielo cuando a pesar de las cosas materiales que poseemos, tenemos claro el motivo principal por el cual Dios nos puso acá en la tierra. Dios nos ha bendecido de manera única y especial. No solo dándonos recursos, sino que además nos ha dotado con diversas capacidades, talentos y dones, para desenvolvernos en el medio y con las personas que nos rodean y así extender Su Reino aquí en la Tierra.Dios quiere que invirtamos todos esos tesoros que Él nos dio, para que aquellos que no lo conocen lo hagan y un día lleguen al cielo.

 

La vida acá en la tierra no se trata de nosotros, “… no vivimos, ni morimos para nosotros mismos. Si vivimos o morimos es para honrar al Señor, porque le pertenecemos al Señor”. (Rom. 14:7-8)

 

¡Cuidado con las polillas! Nuestra vida tendrá total sentido cuando hagamos a un lado el egoísmo y la avaricia que agujera nuestro corazón. Dispongámonos para vivir para Sus propósitos.

Please reload

Entradas destacadas

GENTE TÓXICA

January 7, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes

April 2, 2020

March 24, 2020

March 2, 2020

February 24, 2020

February 17, 2020