UBICACIÓN:

Von Schroeders #356, Viña del Mar, Chile.

 

Teléfono: 32 2125033

Celular: +56 9 6569 6958

Email: contacto@unionchurch.cl

 

REDES SOCIALES:

VERSÍCULO DE LA SEMANA:

“Que el mensaje de Cristo, con toda su riqueza, llene sus vidas. Enséñense y aconséjense unos a otros con toda la sabiduría que él da. Canten salmos e himnos y canciones espirituales a Dios con un corazón agradecido. Y todo lo que hagan o digan, háganlo como representantes del Señor Jesús y den gracias a Dios Padre por medio de él."

Colosenses 3:16-17 (NTV)

CONTACTO:

Copyright Union Church - Iglesia La Viña 2016

Diseño por: Iglesia Unión Church

Bienvenidos a nuestro Blog

NO DAR EL ANCHO

En una batidora, coloca el término del año, agrega un sin número de actividades, una larga lista de responsabilidades y otra más de lo que la gente o la cultura en la que vivimos espera que realices para ser una persona de “éxito”. Mezcla bien y seguro obtendrás un batido de frustración, cansancio y una sensación de: “No soy apto para”, o uno de “Me rindo, no doy el ancho”.

 

 

Seamos realistas, tenemos limitaciones, nos cansamos, no todos tenemos las mismas capacidades ni facilidad para realizar las mismas tareas.

Si eres de aquellos “multiplitos” que todo lo pueden hacer, ¡bien por ti! Pero no caigamos en aquello de exigir o criticar aquellos que no tienen tu ritmo.

Ahora, si eres más bien de los que “batalla”, tampoco cometamos el error de justificar la flojera o la ley del mínimo esfuerzo y terminemos lanzando todo por la borda. Más bien animémonos y no caigamos en comparaciones ni exigencias que nos lleven a sentirnos culpables, frustrados y agotados. En el jueguito de las comparaciones nunca hay ganadores, por el contrario.

 

Siempre habrá a nuestro lado personas que realicen mejor las cosas, que sean más eficientes, más talentosas o que tengan más “éxito”, pero Dios no nos ha llamado a ser “famosos” o a tener “éxito”, como la gente lo concibe.

 

Seamos diligentes y responsables, por supuesto, pero no permitamos que nuestro desempeño defina o dicte nuestro valor. Lo que nos da valor es tratar de agradar a Dios con todo el corazón, no a las personas, porque nunca daremos el ancho.

Seamos humildes delante de él, llenémonos de su amor y pidamos su ayuda para ser dóciles y obedientes a su voz. Sólo así podremos realizar las “obras buenas” para las cuales nos creó: servirlo en primer lugar a Él, complacerlo a Él, para dar a conocer Su nombre.

 

Hagamos un alto y descansemos en los brazos de aquel que nos creó y nos conoce y que no espera de nosotros más de lo que Él mismo nos dio la fuerza y capacitó para hacer. Pongamos todo nuestro esfuerzo en ser sus hijos y no en buscar aprobación o en hacer cosas que nos lleven al agotamiento.

Demos gracias a Dios, porque a pesar de nuestras limitaciones en Jesús estamos completos, en Él si damos el ancho.

 

“Ahora ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Y mientras vivo en este cuerpo, vivo por fe en el Hijo de Dios, quien me amó y entregó su vida para salvarme”. Gálatas 2:20

 

Please reload

Entradas destacadas

QUIEN SOY DETERMINA LO QUE HAGO, O DEBERÍA

October 30, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes

October 30, 2019

July 30, 2019

July 23, 2019

July 9, 2019