Bienvenidos a nuestro Blog

¿PREPARADOS?

 

Huracanes de dimensiones y potencia nunca antes vistas, terremotos que asolan poblaciones enteras, atentados terroristas, amenazas de guerra con armas nucleares entre potencias mundiales y la lista suma y sigue…

En este mundo globalizado, bastan segundos para recibir noticias de cada rincón del planeta y actualizarnos del creciente número de catástrofes. Nuestras antenas de peligro están al rojo vivo. No nos agrada la idea de pensar en la muerte, pero en el fondo nos preguntamos: ¿Y si nos toca a nosotros? ¿Y si nos morimos… estamos preparados?

 

Qué importante estar preparados, pero no movidos por amenazas o por mensajes apocalípticos que nos aterrorizan pensando que se acerca el fin del mundo, sino porque somos personas conectadas a Dios, atentas a su voz, no enfocadas sólo en nuestros mezquinos intereses, sino agradecidos, tratando de aprovechar las oportunidades que Él nos brinda a diario.

 

Sin duda las mejores cosas en el mundo son aquellas que nos damos el tiempo de preparar con anticipación, con mucha paciencia y dedicación. Por ejemplo, la construcción de nuestra casa soñada, no es algo que aparecerá como un champiñón después de un día de lluvia sino algo que “comenzaremos a construir primero calculando el costo para ver si hay suficiente dinero para terminarlo”. (Lc.14:28)

 

¿Será que viviremos hasta los 90 años o nos tocará partir mañana? No lo sabemos. ¿Será que el fin de los tiempos se acerca a pasos agigantados? La Biblia afirma que nadie, ni siquiera los ángeles lo saben (Mt.24:36), pero lo que si nos dice es que siempre debemos estar preparados, porque cuando suceda, será algo repentino, cuando menos lo imaginamos…

 

Leí que algunos bomberos tienen un dicho que dice: “Es mejor estar preparados para algo que no suceda, a que suceda algo y no estemos preparados”. ¡Cuánto sentido cobra esta frase cuando nos vemos enfrentados a un terremoto!  Aparece sin previo aviso y escasamente tenemos tiempo para hacer algo y resguardarnos. Pero si nos encontramos en una construcción que no fue planificada y calculada responsablemente, es muy probable que en algún momento colapse causando irremediables desgracias.

 

¿Estamos preparados, hicimos los cálculos o nos expondremos al colapso? Cumplamos con nuestro deber como hijos de Dios, Él nos ha dado las herramientas y elementos necesarios para lograrlo.

Tengamos una relación personal e íntima con Él. Busquemos su rostro en oración y empapémonos de Su Palabra para recibir su sabio consejo. Rechacemos la mentira y los engaños del diablo. Dios nos dará la fuerza y guía para aprovechar las oportunidades que pone frente a nosotros y hagamos lo que nos ha mandado hacer: bendigamos a nuestro prójimo.

 

“¡Qué afortunado aquel siervo que cuando su señor regresa, lo encuentra cumpliendo su deber!” Mt.24:46

Please reload

Entradas destacadas

GENTE TÓXICA

January 7, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes

April 2, 2020

March 24, 2020

March 2, 2020

February 24, 2020

February 17, 2020

February 15, 2020

February 13, 2020

January 7, 2020

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags