UBICACIÓN:

Von Schroeders #356, Viña del Mar, Chile.

 

Teléfono: 32 2125033

Celular: +56 9 6569 6958

Email: contacto@unionchurch.cl

 

REDES SOCIALES:

VERSÍCULO DE LA SEMANA:

“Que el mensaje de Cristo, con toda su riqueza, llene sus vidas. Enséñense y aconséjense unos a otros con toda la sabiduría que él da. Canten salmos e himnos y canciones espirituales a Dios con un corazón agradecido. Y todo lo que hagan o digan, háganlo como representantes del Señor Jesús y den gracias a Dios Padre por medio de él."

Colosenses 3:16-17 (NTV)

CONTACTO:

Copyright Union Church - Iglesia La Viña 2016

Diseño por: Iglesia Unión Church

Bienvenidos a nuestro Blog

UN BEBÉ CAIDO DEL CIELO

Años atrás me impactó fuertemente una noticia que transmitieron en el noticiero. Una dramática escena, imagínate el cuadro:

- Un video-aficionado logró filmar con su cámara a una mujer que vivía en un edificio que estaba en llamas. Ella no pudo escapar, las llamas estaban rodeándola y los bomberos no aparecían por ningún lado.

 

En la calle, algunas personas se percataron de la situación de esta pobre mujer con un bebé en sus brazos. Un hombre comenzó a hacerle señales para que “arrojara” a su hijito por el aire, indicándole que él lo “atraparía”.

La madre estaba aterrada, no quería hacer semejante locura, sin embargo, frente a la amenaza inminente de morir calcinada junto a su bebé, no tuvo otra opción. Arrojó a su bebé desde el 3er piso en un intento desesperado por salvarle la vida.

Gracias a Dios, el hombre atrapó a la criatura, sin que ésta sufriera daño alguno y posteriormente la madre también fue rescatada por los bomberos. Ambos estaban a salvo. Increíble, una escena de película, pero fue real.

 

¿Te imaginas aquello? Seas padre o no, el imaginarnos en una situación así, hace que se nos ponga “la piel de gallina”. No se arroja un bebé por la ventana todos los días, ¿verdad? La mayoría de nosotros haríamos cualquier cosa por evitar que nuestros hijos sufran.

 

El amor de un padre o madre por un hijo es algo sencillamente indescriptible… Por esa misma razón cada vez que pienso en la Navidad, en el nacimiento de Jesús, me tomo la cabeza con las dos manos, no tengo palabras para entender y agradecer el amor de Dios Padre por mí.

 

Valga la comparación y haciendo uso de la imaginación, sin faltar el respeto a mi amado Señor, casi puedo “ver” a Dios “lanzando” a su único Hijo, por la ventana del cielo, para venir a nacer a este mundo.

La gran diferencia está en que, al hacerlo, Jesús dejaba su trono y Su gloria. Dios no lo estaba salvando de nada, por el contrario ¡Él lo entregó para que viniera a rescatarnos a nosotros! (Rom.8:32) La tierra estaba envuelta en las llamas consumidoras del pecado y muerte eterna y no había nada que nos pudiera salvar de la muerte inminente, salvo el Mesías prometido.

 

El profeta Isaías (Cap. 35) lo había anunciado muchos años antes que sucediera:

 

“¡Anímense, no tengan miedo! Dios vendrá a salvarlos y a castigar a sus enemigos.”

 

Y Jesús llegó a este mundo en un humilde pesebre, como un bebé “caído del cielo”. Dios hecho hombre, siervo, humilde, sufriente, obediente hasta la muerte y muerte de cruz…

El vino para darnos salvación. ¡Feliz Navidad!

Please reload

Entradas destacadas

QUIEN SOY DETERMINA LO QUE HAGO, O DEBERÍA

October 30, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes

October 30, 2019

July 30, 2019

July 23, 2019

July 9, 2019