UBICACIÓN:

Von Schroeders #356, Viña del Mar, Chile.

 

Teléfono: 32 2125033

Celular: +56 9 6569 6958

Email: contacto@unionchurch.cl

 

REDES SOCIALES:

VERSÍCULO DE LA SEMANA:

“Que el mensaje de Cristo, con toda su riqueza, llene sus vidas. Enséñense y aconséjense unos a otros con toda la sabiduría que él da. Canten salmos e himnos y canciones espirituales a Dios con un corazón agradecido. Y todo lo que hagan o digan, háganlo como representantes del Señor Jesús y den gracias a Dios Padre por medio de él."

Colosenses 3:16-17 (NTV)

CONTACTO:

Copyright Union Church - Iglesia La Viña 2016

Diseño por: Iglesia Unión Church

Bienvenidos a nuestro Blog

LO HARÁ OTRA VEZ

Asistí hoy al primer servicio del año en la iglesia, y durante la adoración fuimos llevados a la presencia de Dios. Mientras cantábamos, oraba y fue inevitable recordar una serie de hechos del año que acabamos de dejar atrás.

Vino a mi mente lo bueno y lo malo, alegrías y tristezas, logros y fracasos, metas alcanzadas y los emprendimientos que nunca “emprendieron” y que terminaron guardados en el baúl de los recuerdos…

 

Mientras tanto la canción repetía poderosas verdades que me hacían estremecer:

-“Muros que me rodean hoy, pensé que caerían…  La espera terminará, sé que has vencido ya, ¡Nunca me has fallado Dios!

 

En la presencia de Dios, nuestra fuerza y esperanza son renovadas. En su presencia su mirada de amor fija en nosotros, nos dice:  – “Confía en mí, mis promesas siguen en pie, yo no te fallaré, abre tu corazón y dime con franqueza lo que hay allí adentro.

 

¡Qué fantásticas palabras, qué alentadoras! Sin embargo, por alguna extraña razón, nos sentimos avergonzados de volver a pedir a Dios por aquellas cosas que pedimos reiteradamente en el pasado. Peticiones que en algún momento hicimos con fervor pero que con el paso de los días, semanas o meses, al no obtener la respuesta que queríamos, en el tiempo que estimábamos “prudente”, se disiparon y dejamos a un lado.

 

¡No claudiquemos! Seamos persistentes como aquella viuda descrita en Lucas 18:1-8, que no dejó de interceder ante un juez que no tenía temor de Dios, ni consideración por nadie, hasta que por cansancio obtuvo lo que tanto anhelaba.

Cuánto más nosotros que tenemos un Dios justo y bondadoso. Pongamos los ojos en Jesús, Él no nos defrauda, ni dejará de cumplir sus promesas.

 

¿Hay algo que para nosotros es simplemente imposible? ¡Él puede mover montañas y lo hará otra vez!

¿Crees que aquella persona o esa relación por la que has orado tanto es una “causa perdida”? ¡Él estuvo dispuesto a dejarlo todo para ir en busca de una oveja perdida y lo hará otra vez!

¿Sentimos que no hay escapatoria a nuestros problemas? ¡Él abrió el mar en el desierto y está dispuesto a hacerlo otra vez!

 

No permitamos que la duda, el temor, el desánimo o la vergüenza haga que nuestra oración decaiga, que nuestra fe se enfríe y demos todo por perdido. Depositemos toda nuestra confianza en Jesús, sus promesas siguen en pie y su fidelidad permanece para siempre.

 

“Por la mañana hazme saber de tu gran amor, porque en ti he puesto mi confianza. Señálame el camino que debo seguir, porque a ti elevo mi alma”. Sal. 143:8

Please reload

Entradas destacadas

ETERNIDAD EN EL CORAZÓN

November 18, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes

November 18, 2019

November 18, 2019

October 30, 2019

July 30, 2019

July 23, 2019