Bienvenidos a nuestro Blog

LA BELLEZA SI IMPORTA

En el mundo actual, la belleza es sinónimo de apariencia física. Tener un cuerpo escultural y un rostro que ha encontrado la fórmula de la eterna juventud se ha vuelto una verdadera obsesión.

 

Dios nos advierte en su Palabra y nos aconseja no juzgar, ni elegir por las apariencias, porque “Dios no se fija en las apariencias; sino en el corazón” (1 Sam.16: 7). Obviamente esta advertencia no es sinónimo, ni excusa para ser descuidados con nuestra apariencia y arreglo personal, porque ésta es parte de nuestro testimonio.

 

Curiosamente a Dios le interesa que mantengamos nuestra mente ocupada en la belleza, “pensando en todo lo que es verdadero, noble, correcto, puro, hermoso y admirable… en lo que tiene alguna virtud y en lo que es digno de reconocimiento” Fil.4:8

 

¿Cómo lograr tener esa clase de bellos pensamientos?

Primero asegurémonos de creer en un Dios que por sobre todas las cosas y sin condiciones nos ama y desea que confiemos en Él, sea cual sea la circunstancia por la que estemos atravesando. Él quiere liberarnos de toda carga, preocupación, temor, ansiedad, inseguridad.

Él quiere que dejemos todo ese peso a sus pies y en su lugar nos dejemos abrazar por su amor y que disfrutemos de su paz.

 

Tristemente no lo hacemos de manera permanente. Si bien le entregamos nuestras cargas, en algún momento las recogemos de nuevo y una nube de preocupación, crítica, envidia e inseguridades se apodera de nosotros, impidiendo que reconozcamos y demos gracias por toda la belleza, tanto de las pequeñas, como las grandes cosas que nos rodean a diario.

 

Vivimos en un mundo imperfecto y eso no nos facilita la tarea de mantener nuestra vista en las cosas bellas. Bastan pequeños detalles para distraernos y llevarnos a la negatividad y la duda. Por eso es necesario que hoy elijamos en nuestro corazón y mente en qué ocuparemos nuestra energía:

Nos dedicaremos a resaltar lo feo o bien, permitiremos que Dios transforme nuestro corazón y cambie nuestra mente para ver la belleza que nos rodea, llenar nuestra boca de alabanzas y ser tremendamente agradecidos.

 

Sin importar las circunstancias por las que pasemos, no dejemos de orar y pedirle a Dios que dirija nuestros pensamientos. Él se encargará de mostrarnos la forma de tener una mente pacífica, llena de todo lo verdadero, noble, correcto, puro, hermoso, admirable, excelente y digno de alabanza.

¡La belleza si importa!

Please reload

Entradas destacadas

GENTE TÓXICA

January 7, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes

April 2, 2020

March 24, 2020

March 2, 2020

February 24, 2020

February 17, 2020