Bienvenidos a nuestro Blog

COFRES MISTERIOSOS

En una oportunidad, un hombre llegó al cielo. Su cara de felicidad iba en aumento conforme conocía su nuevo hogar, un verdadero paraíso. De pronto llegó a un gran salón lleno de hermosos cofres de diversos tamaños. No aguantó más la curiosidad y le preguntó al Señor de qué se trataba. El Señor suspiró y le respondió:

- Verás hijo, cada uno de estos cofres contiene proyectos increíbles que algún día estuvieron en el corazón de mis hijos, pero tristemente quedaron en nada, son sueños que nunca se cumplieron y terminaron enterrados.

 

¿Alguna vez soñaste con ser cantante, bailarín, artista, astronauta o cualquier otra profesión poco “convencional” (sobre todo para los que superamos los 40 años), y al momento de contárselo a otra persona escuchaste por respuesta un: “¡cómo se te ocurre!, o “¿estás loco?”, o “eso no es una buena idea”, etc.? Era tu sueño, pero se fue al suelo con aquel comentario.

Confieso que me hubiese encantado ser actriz o cantante, pero ni siquiera lo intenté, di por hecho que recibiría un rotundo no por respuesta y eso me aterraba.

 

Ahora, dejando atrás la niñez, pensemos como adultos. Casi podría asegurarte que en más de una ocasión cuando hemos compartido algún sueño o meta con algún familiar cercano, amigos o cercanos, hemos escuchado frases como: “No puedes”, “no debes”, “no lo lograrás”, “eso es imposible”.

No nos gusta escuchar frases tan desagradables, pero por desgracia las escuchamos con más frecuencia de lo que nos gustaría. Estas palabras pesimistas calan profundo en nuestro corazón y nos desaniman, nos damos por vencidos, desistimos de nuestros sueños, los guardamos en un cofre y nos olvidamos de ellos.

 

¡El Señor nos desafía a retomar nuestros sueños!

“Pero los que tienen su esperanza puesta en el Señor renovarán sus fuerzas. Les crecerán alas como a las águilas; correrán sin fatigarse, caminarán sin cansarse”. Is. 40:31

 

Gracias a Dios por todas aquellas personas que no se dieron por vencidas y siguieron adelante hasta ver el cumplimiento de sus sueños. Imagina nuestro mundo sin los grandes descubrimientos en el campo de la ciencia, medicina, tecnología, etc. y por supuesto en aquellos valientes que han seguido adelante llevando el mensaje de Cristo a tanta gente.

 

Ahora, pensemos en los sueños que enterramos, ¡no los miremos en menos! Nunca es tarde, no es cuestión de edad, sino de fe y voluntad. Mientras estemos vivos hay posibilidad de realizarlos. No nos demos por vencidos, pongamos nuestra esperanza en Aquel que nos puede llevar a concretar lo inimaginable. Hagamos oídos sordos a esas voces pesimistas que quieren hacernos desistir y escuchemos la voz de Dios que nos alienta a seguir luchando, con Él todo es posible.

Please reload

Entradas destacadas

GENTE TÓXICA

January 7, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes

April 2, 2020

March 24, 2020

March 2, 2020

February 24, 2020

February 17, 2020

February 15, 2020

February 13, 2020

January 7, 2020

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags