UBICACIÓN:

Von Schroeders #356, Viña del Mar, Chile.

 

Teléfono: 32 2125033

Celular: +56 9 6569 6958

Email: contacto@unionchurch.cl

 

REDES SOCIALES:

VERSÍCULO DE LA SEMANA:

“Que el mensaje de Cristo, con toda su riqueza, llene sus vidas. Enséñense y aconséjense unos a otros con toda la sabiduría que él da. Canten salmos e himnos y canciones espirituales a Dios con un corazón agradecido. Y todo lo que hagan o digan, háganlo como representantes del Señor Jesús y den gracias a Dios Padre por medio de él."

Colosenses 3:16-17 (NTV)

CONTACTO:

Copyright Union Church - Iglesia La Viña 2016

Diseño por: Iglesia Unión Church

Bienvenidos a nuestro Blog

MURIÓ EL REY

Uzías, rey del Antiguo Testamento, reinó más de 50 años. Durante su reinado Israel fue prosperado en gran manera. El fue amado por su pueblo, vivían felices, en paz, estabilidad y prosperidad material. Su poder militar era admirable, la gente se sentía protegida, además incentivó obras de ingeniería increíbles, en fin, el efecto y éxito social de este hombre sería la envidia de cualquier político de la actualidad.

 

Pero, la felicidad no duró para siempre. A pesar de haber hecho cosas tan espectaculares el orgullo terminó apoderándose de su corazón y en lugar de dar la gloria a Dios por sus éxitos “se creyó el cuento” desobedeció a Dios y terminó muriendo de lepra…

 

A su muerte, el terror se apoderó de toda la nación. ¿Qué harían sin su súper rey? El héroe de todo Israel había muerto. ¿Quién los gobernaría, los alimentaría, quién los cuidaría, quién los defendería de sus enemigos? ¿Qué pasaría con el crecimiento del país?...

La incertidumbre se apoderó de los habitantes de Israel, estaban en franca crisis. La gente se refirió a ese año como: “El año en que murió el rey Uzías” (Is.6:1ª).

 

Nuestro mundo experimenta una crisis global: Pobreza, guerras, terrorismo, desempleo, inestabilidad financiera, etc. En lo personal, pasamos por crisis: Familiar, enfermedad, separación, deudas, muerte, inestabilidad laboral, divorcio, conflictos, etc.

Algunos podemos experimentar períodos de crisis de fe, sintiendo que las circunstancias superan nuestras fuerzas, no hay nadie más a quién recurrir, estamos solos frente al mundo… ¿Y Dios?... “Lejano y ajeno a nuestras necesidades”.

 

Después de la muerte del rey Uzías, el profeta Isaías enfrentó su crisis y en esa circunstancia adversa Dios se hizo presente en su vida:

“El año en que murió el rey Uzías, vi al Señor sentado en un majestuoso trono, y el borde de su manto llenaba el templo”. Is.6:1

 

Este corto y poderoso pasaje de la Biblia nos deja claro que hay ocasiones en las cuales, de un día para otro, sin previo aviso, Dios permite que los tiempos de calma y bonanza o las personas en las cuales tenemos puesta toda nuestra confianza y esperanza “mueran” (terminen, desaparezcan) y experimentemos tiempos de dificultad y dolor.

 

Cuando nuestro “rey Uzías” muere, nos desanimamos y nos sentimos vacíos, pero es ahí cuando podemos “ver al Señor, ver su gloria”, crecemos, lo colocamos en el lugar que le corresponde en nuestra vida y colocamos toda nuestra confianza en él.

 

¡Calma! Recordemos que Dios es dueño del pasado, del presente y del futuro y que en su vocabulario no existe la palabra “incertidumbre”. Las cosas de este mundo pasan, los reyes, líderes o personas importantes se “mueren”, ¡pero Dios permanece para siempre!

Please reload

Entradas destacadas

ETERNIDAD EN EL CORAZÓN

November 18, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes

November 18, 2019

November 18, 2019

October 30, 2019

July 30, 2019

July 23, 2019