UBICACIÓN:

Von Schroeders #356, Viña del Mar, Chile.

 

Teléfono: 32 2125033

Celular: +56 9 6569 6958

Email: contacto@unionchurch.cl

 

REDES SOCIALES:

VERSÍCULO DE LA SEMANA:

“Que el mensaje de Cristo, con toda su riqueza, llene sus vidas. Enséñense y aconséjense unos a otros con toda la sabiduría que él da. Canten salmos e himnos y canciones espirituales a Dios con un corazón agradecido. Y todo lo que hagan o digan, háganlo como representantes del Señor Jesús y den gracias a Dios Padre por medio de él."

Colosenses 3:16-17 (NTV)

CONTACTO:

Copyright Union Church - Iglesia La Viña 2016

Diseño por: Iglesia Unión Church

Bienvenidos a nuestro Blog

LA PLACA

Cuenta una anécdota de un inspector gubernamental que llegó a una granja. Se dirigió al dueño y le dijo que inspeccionaría su propiedad para cerciorarse de que allí no se estuviera violando ninguna ley. El granjero con toda calma accedió, no sin antes advertirle que no se metiera al campo de atrás.

 

El inspector con aires de superioridad sacó su placa de identificación, se la mostró al hombre y le dijo: --"¿Ve usted esta placa? Esta placa indica que yo tengo toda autoridad para inspeccionar donde yo quiera. Usted no me va a impedir la entrada a ninguna parte de su terreno. ¿Entendido?

 

El granjero se disculpó y le dijo que revisara lo que quisiera y siguió con sus faenas.

Pasaron unos minutos cuando escuchó los gritos aterrorizados del inspector. Acto seguido, vio al hombre huyendo a toda velocidad ya que un toro muy bravo lo venía persiguiendo y le suplicaba al granjero que lo ayudara.

Entonces el granjero le gritó: "¡La placa! ¡Enséñele su placa al toro!

 

A aquel toro le tenía muy sin cuidado la famosa placa del inspector, por el contrario, arremetió con más furia contra aquel osado intruso.

Tal parece que nuestras “credenciales” (logros, cargos), o gritos, no son suficientes para hacer valer nuestra autoridad. Para que ésta tenga el efecto deseado necesita de ir acompañada de otro importante “ingrediente”.

 

Podemos tener autoridad pero sin poder, por ejemplo, hay quienes gozan de gran prestigio, son reconocidos porque su calidad moral es admirable, sin embargo, no cuentan con el poder para conseguir sus propósitos.

 

Por otro lado, existe el poder, pero sin autoridad, por ejemplo, personas que han sido elegidas para altos cargos o responsabilidades: un gobernante, director de empresa, jefe, etc. Sin embargo, su prestigio, la opinión que los demás tienen sobre esa persona, está deteriorada, no hay consecuencia entre lo que dicen y lo que hacen. Eso los desacredita, sus seguidores no los respetan ni hacen caso, salvo que se les imponga u obligue.

 

“Dado que entendemos nuestra temible responsabilidad ante el Señor, trabajamos con esmero para persuadir a otros. Dios sabe que somos sinceros, y espero que ustedes también lo sepan”.

2ª Corintios 5:11

 

Como seguidores de Jesús somos llamados a ser agentes de cambio. Dios nos ha entregado Su poder y autoridad para hacer la diferencia en nuestro medio.

 

Nuestro llamado no es el de andar mostrando nuestra placa para sacar provecho de los demás. Muy por el contrario, contamos con el poder y autoridad de Cristo para servir, para atender las necesidades de nuestro prójimo, para ser Jesús donde sea que estemos plantados, ser consecuentes entre lo que decimos y lo que hacemos y así dejar Su nombre en alto.

Please reload

Entradas destacadas

ETERNIDAD EN EL CORAZÓN

November 18, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes

November 18, 2019

November 18, 2019

October 30, 2019

July 30, 2019

July 23, 2019