UBICACIÓN:

Von Schroeders #356, Viña del Mar, Chile.

 

Teléfono: 32 2125033

Celular: +56 9 6569 6958

Email: contacto@unionchurch.cl

 

REDES SOCIALES:

VERSÍCULO DE LA SEMANA:

“Que el mensaje de Cristo, con toda su riqueza, llene sus vidas. Enséñense y aconséjense unos a otros con toda la sabiduría que él da. Canten salmos e himnos y canciones espirituales a Dios con un corazón agradecido. Y todo lo que hagan o digan, háganlo como representantes del Señor Jesús y den gracias a Dios Padre por medio de él."

Colosenses 3:16-17 (NTV)

CONTACTO:

Copyright Union Church - Iglesia La Viña 2016

Diseño por: Iglesia Unión Church

Bienvenidos a nuestro Blog

¡¡YO ME QUERIA PORTAR BIEN!!

- “Hijo hazme caso”, “hija ven para acá”, “ya te dije que no hagas eso”, etc.”, son frases de advertencia con las que nuestros padres nos corrigieron o nosotros a los hijos. Sin embargo y a pesar de ellas, desobedecemos, nos gusta salirnos con la nuestra y terminamos regañados o castigados.

 

Después al ver el inminente castigo, lloramos: ¡Pero es que yo me quería portar bien!

 

La historia se repite, no sólo con nuestros padres o hijos, sino con Dios. Lloramos desconsolados, sintiéndonos culpables, justificando acciones que de antemano sabíamos no debíamos hacer, pero que aun así cometimos.

 

Existe un refrán popular que dice: “El camino al infierno está pavimentado de buenas intenciones”. Refiriéndose al hecho de que no basta tener una buena intención para hacer algo, si al final hacemos lo contrario o prometemos sin cumplir y todo queda en palabras con buenos deseos que se los lleva el viento.

 

¿Cuántas veces Dios nos ha dicho lo que debemos hacer: por medio de su Palabra, en algún mensaje, a través de nuestros padres, etc., y nosotros, con la mejor intención de hacerlo lo dilatamos y dilatamos y finalmente queda en nada?

 

No es fácil, porque se trata de la ancestral lucha que existe entre nuestra carne y el Espíritu. Nuestra naturaleza pecadora nos incita a llevarle la contra a Dios y hacer sólo lo que nos da placer.

 

“No entiendo lo que me pasa, pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco.  Yo sé que en mí, es decir, en mi naturaleza pecaminosa, nada bueno habita. Aunque deseo hacer lo bueno, no soy capaz de hacerlo.” Rom.7:15 y 18

 

Si esas palabras las escribió el mismísimo apóstol Pablo, ¿Qué queda para nosotros? ¿Quiere decir que no tenemos remedio? ¿Estamos llenos de “buenas intenciones”, pero terminamos desobedeciendo y haciendo lo malo? ¿Estaremos condenados a vivir en pecado, alejándonos cada vez más de Dios?

¡No!, por supuesto que no es así. A pesar de nuestra condición, Dios nos ha dado el poder para obedecerle a través de su Espíritu obrando con poder en y por nosotros.

 

“¡Soy un pobre miserable! ¿Quién me librará de este cuerpo mortal? ¡Gracias a Dios por medio de Jesucristo nuestro Señor!” Rom.7:24-25

 

Gracias a Dios no estamos solos en esta lucha, ¡he allí el “secreto”! No olvidemos que Cristo vive en nosotros y su gran poder también. Él mismo se encargará de darnos la fuerza necesaria para hacer frente a toda tentación, flaqueza, duda, etc. si tan solo le cedemos el control de nuestra vida.

 

¡Manos a la obra! Obediencia, menos promesas y más acciones.

Please reload

Entradas destacadas

ETERNIDAD EN EL CORAZÓN

November 18, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes

November 18, 2019

November 18, 2019

October 30, 2019

July 30, 2019

July 23, 2019