Bienvenidos a nuestro Blog

LEGADO

Serán los años, pero conforme pasa el tiempo, maduramos y aparecen las canas, el tema de trascender y dejar un legado cobra mayor importancia.

 

Legado, lo que dejaremos como herencia cuando ya no estemos en este mundo, no es el tema favorito de conversación, sobre todo cuando somos jóvenes, porque el sólo pensar en ello nos lleva a pensar en la muerte, se nos eriza la piel y creemos que es algo prematuro, lo vemos muy lejano, -“Ya vendrá el tiempo para pensar en ello” (pensamos).

O tal vez sentimos que no somos ningún personaje sobresaliente o un brillante científico o tal vez un político, como para dejar algo que trascienda con el tiempo.

 

Se cuenta que durante una conferencia sobre las grandes diferencias entre generaciones, un presumido estudiante le explicaba al hombre mayor sentado junto a él,  lo imposible que era que la vieja generación pudiera comprender a su generación:

- "Usted creció en un mundo diferente, casi primitivo", dijo en voz alta para los demás escucharan.

- "Los jóvenes de hoy crecimos con televisión, internet, celulares, jets, viajes espaciales y a otros planetas. Naves con energía nuclear y autos eléctricos. Computadoras con procesos de velocidad de la luz… y más".

Luego de un breve silencio el hombre mayor respondió:

- "Tienes mucha razón; nosotros no tuvimos esas cosas cuando éramos jóvenes... ¡Así que las inventamos! Ahora, dime arrogante muchacho, ¿qué estás haciendo tú para la próxima generación?"

 

¡El aplauso fue atronador!

 

No importa cuál sea nuestra edad, estado civil, sexo, preparación o grado académico, todos sin excepción, somos personas que influyen, visible o invisiblemente, positiva o negativamente a otras personas. Las cosas que estamos haciendo, lo que decimos, las elecciones y las decisiones que tomamos hoy, dejarán una marca para el día de mañana.

 

La Palabra dice que: “La herencia del bueno alcanzará a los hijos de sus hijos…” Prov. 13:22

¿Cuál será nuestro legado, qué dejaremos a la próxima generación?

 

No sólo nos referimos a cosas materiales, (a las que por lo demás no les hacemos el quite). Más bien nos referimos a aquellas cosas que hablan de quienes fuimos, no de las cosas que tuvimos. Es algo mucho más costoso que grandes propiedades o titulos. Son las bendiciones de Dios, un legado espiritual que no caduca, ni se envejece con el tiempo y se traspasa a la siguiente generación.

 

Tendremos que trabajar duro, pagar el precio, esforzarnos por conocer cada día más a Dios y hacerlo conocido, practicando y no sólo predicando de nuestros valores.

Invirtamos sabiamente en la vida de nuestros hijos y nietos. No nos cansemos de luchar por nuestro matrimonio y por la familia. Un glorioso legado para la próxima generación.

Please reload

Entradas destacadas

GENTE TÓXICA

January 7, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes

April 2, 2020

March 24, 2020

March 2, 2020

February 24, 2020

February 17, 2020

February 15, 2020

February 13, 2020

January 7, 2020

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags