Bienvenidos a nuestro Blog

¡GOLPE BAJO!

Nada más valioso que contar con amigos con los cuales podemos compartir lo dulce y amargo de la vida. Es maravilloso contar con personas confiables, leales, incondicionales, etc.

Pero la vida tiene muchas vueltas y aunque no necesariamente lo hagan intencionalmente, pueden surgir circunstancias que hacen a las personas cambiar de opinión y finalmente nos dan la espalda.

Cuando eso sucede nos sentimos muy mal.  Ser traicionados por personas de las cuales esperabas todo el apoyo es muy duro. Son como “golpes bajos” que nos sacuden, hacen tambalear y nos hacen caer heridos.

 

La palabra nos enseña que debemos vivir “en guardia”, preparados para recibir golpes bajos.

 

“Finalmente, dejen que el gran poder de Cristo les dé las fuerzas necesarias. Protéjanse con la armadura que Dios les ha dado, y así podrán resistir los ataques del diablo.

Porque no luchamos contra gente como nosotros, sino contra espíritus malvados que actúan en el cielo. Ellos imponen su autoridad y su poder en el mundo actual.

Por lo tanto, ¡protéjanse con la armadura completa! Así, cuando llegue el día malo, podrán resistir los ataques del enemigo. Y cuando hayan peleado hasta el fin, seguirán estando firmes.

¡Manténganse alerta! Que la verdad y la justicia de Dios los vistan y protejan como una armadura”. Efesios 6:10-14

 

Curiosamente en ninguna parte se menciona a nuestros padres, esposo(a), novio(a), maestro, el jefe, etc. Nuestra lucha tampoco es con nuestros vecinos, el líder o el pastor. Si hay alguien que desea matarnos a “golpes” es ¡el mismísimo diablo y su tropa de ángeles caídos!

No estamos peleando con personas de “carne y hueso”, aunque algunos nos causen muchos problemas y provoquen sufrimiento. Tengamos claro que nuestra lucha no es con las personas.

 

¿Y entonces? ¿Cómo defendernos de las piedras que lanzan sobre nuestra vida?

¡Nuestra defensa y armadura es Cristo! Permitamos que Su gran poder nos de el valor para resistir toda circunstancia. Dios nos ha dado las armas para resistir y estar listos para la batalla: Su Palabra y la presencia de Su Espíritu.

 

¿Estamos bajo una lluvia de piedras, recibiendo golpes bajos que pretenden destruirnos? ¿Críticas, chismes, calumnias, maltratos, groserías, envidias, malos entendidos, desprecio, abusos, etc.?  Acuérdate que nuestra lucha no es con las personas. En lugar de responder de la misma forma, tomemos cada una de esas “piedras” y, en lugar de derribarnos, levantemos con ellas un altar de adoración a nuestro Señor.

 

Demos gracias a Dios porque tenemos un abogado que conoce nuestra causa, un defensor que ha dado su vida por nosotros y alguien a quien podemos acudir en todo momento y que nos acompaña en todo lugar.

Please reload

Entradas destacadas

GENTE TÓXICA

January 7, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes

April 2, 2020

March 24, 2020

March 2, 2020

February 24, 2020