Bienvenidos a nuestro Blog

¿ESTOY SIENDO MÁS COMO JESÚS?

 

Hacernos esta pregunta es todo un desafío. Si lo hacemos con frecuencia podremos reconocer en qué parte del proceso estamos y como podemos seguir disfrutando de la transformación que el Espíritu Santo hace en nuestras vidas. Quiero comprtir contigo esta reflexión del pastor David Wilkerson y animarte a reconocer en tu vida, la obra del Espíritu Santo sobre ti para hacerte, cada día, más como Jesús.

 

¿Estás creciendo en gracia? Para mí, la gracia es el poder que recibimos del Espíritu Santo para ser más como Jesús; por lo tanto, crecer en gracia significa crecer en semejanza a Cristo a través del poder inmerecido del Espíritu de Dios. Así que permítanme reformular la pregunta: ¿Estás apoyándote en el Espíritu Santo, para que te haga más como Jesús, en el hogar, en el trabajo, en las relaciones?

 

Echa un vistazo honesto a tu vida durante el último año y piensa en todas las pruebas que has pasado. ¿Has reaccionado con fe, gracia, amor y misericordia? ¿Has sido amable, paciente, gentil y de buen hablar? ¿O tienes que admitir que has reaccionado con enojo, autocompasión y palabras duras? “Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir!” (2 Pedro 3:11). "Procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz” (versículo 14).

 

Como cristiano maduro, tú has construido un fundamento espiritual a lo largo de los años a través del estudio regular de la Biblia, la oración consistente y la instrucción piadosa. Pero, ¿continúas siendo como Jesús? ¿Eres más compasivo, manso, misericordioso y perdonador de lo que eras a estas alturas del año pasado?

 

Nuestro crecimiento se atrofia cuando reaccionamos infantilmente a los dolores que los demás nos infringen. Pablo advirtió a los Efesios: “No seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina” (Efesios 4:14). Puedes pensar: “Bueno, este versículo no se aplica a mí. Yo estoy fundamentado en la Palabra”.

 

Pero el mensaje de Pablo exige que nos examinemos nuevamente. ¿Cómo reaccionamos ante las personas que se hacen llamar nuestros hermanos y hermanas en Cristo, sin embargo, esparcen falsedades acerca de nosotros? ¿Cuál es nuestra respuesta cuando nos hieren y entristecen hasta las lágrimas? Pablo deja en claro que no debemos ser infantiles.

 

Te animo a que examines tu vida cuidadosamente y te recuerdes a ti mismo que crecer en gracia es aumentar en la semejanza de Cristo a través del poder del Espíritu. Y sigue haciéndote esta pregunta: ¿Estoy siendo más como Jesús, al confiar en el poder del Espíritu Santo?

Please reload

Entradas destacadas

GENTE TÓXICA

January 7, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes

April 2, 2020

March 24, 2020

March 2, 2020

February 24, 2020