Bienvenidos a nuestro Blog

¿ERES TÚ DIOS?

¿Estás consciente de que tú podrías ser el único “Jesús” que las personas lleguen a conocer? Puedes creer que es así. Me refiero al hecho de que los seguidores de Jesús somos, (o deberíamos ser), fieles representantes, imitadores, discípulos marcados con el ADN de Jesús.

Por lo tanto, cuando la gente se relaciona con nosotros o cuando ven nuestro comportamiento, (más que escuchar palabras que suenan muy espirituales), deberían ver “algo” diferente que nos distingue del resto de las personas. Ese “algo” es la persona de Jesucristo que vive en nosotros.

 

Escuché la historia de un pequeño huérfano, a finales de la II Guerra Mundial, en un frío día invernal en la ciudad de Londres, hambriento a más no poder, estaba asomado a la vitrina de una panadería. El olor que salía de ese lugar hacía que sus tripas sonaran como león rugiente y se le hacía agua la boca. De pronto llegó un soldado en su jeep a comprar panes recién horneados, y cuando iba de salida, su corazón se estremeció al ver la carita de aquel niño y sin pensarlo dos veces, le preguntó:

 

- “Hijo, ¿te gustaría comer de estos panecillos?”.

-“¡¡Claro que sí!!” le respondió el pequeño. Y el soldado compró una docena, se las entregó con una gran sonrisa y se subió a su jeep para irse. El pequeño muy asombrado, se le acercó y tímidamente le preguntó:

-“Señor, ¿es Ud. Dios?”.

 

 “Queridos hijos, no amemos de palabra ni de labios para afuera, sino con hechos y de verdad”.

1ª Juan 3:18

 

¿Entiendes el mensaje? No sólo se trata de decir lindas palabritas para dejar contentos a todos. No siempre basta con decirle a alguien que lo amamos. Decir te amo debe estar secundado por hechos concretos que avalen lo que decimos. De otra forma sólo quedan en eso, palabras que se las lleva el viento.

Nuestras acciones hablan fuerte por nosotros. Ellas dan testimonio ya sea de nuestro egoísmo o bien del gran amor de Dios en nosotros. Ellas serán lo que atraiga a otros a Jesús, porque querrán saber qué es lo que nos hace diferentes.

 

Cada día es una excelente oportunidad para ponerlas en práctica.  ¡Dios no está muerto, él está entre nosotros, él vive en nuestro corazón! Y en gratitud eterna hacia Él, nuestra forma de vivir y tratar a los demás debe verse reflejado en nuestras acciones.

 

Ojalá que todos aquellos con los que compartamos el día de mañana nos pregunten: “Disculpa, ¿eres tú Dios?”

Please reload

Entradas destacadas

GENTE TÓXICA

January 7, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes

April 2, 2020

March 24, 2020

March 2, 2020

February 24, 2020

February 17, 2020

February 15, 2020