Bienvenidos a nuestro Blog

A LIMPIAR EL REFRIGERADOR

Una vez a la semana, por lo general, hago mis compras del frutas y verduras. Me cercioro de comprar productos frescos y para lograr que se mantengan así y duren más tiempo, los guardo en el refrigerador.

 

Previo a eso, hay una tarea, un poco tediosa y que no nos agrada mucho, pero que es muy necesaria de realizar. Me refiero a sacar los productos restantes, revisar que no estén echados a perder, botar a la basura lo que está mal y dar una buena limpiada y desinfectada al refrigerador.

Cuando no nos damos ese trabajo, suelen aparecer cosas olvidadas por los rincones que se han ido descomponiendo y peor aún, que nos pudren productos frescos que recién guardamos.

 

Como hijos de Dios, sabemos que hay muchas “frutas” que nos hacen daño, que nos contaminan y pudren el alma y que evitamos, como: “nuestros malos deseos, infidelidad, relaciones sexuales prohibidas, vicios y malos pensamientos, idolatría, brujería, odio, pleitos, celos, enojo, egoísmo, etc.” (Gál.5:19-21)

 

Estamos ad-portas de comenzar un nuevo año.  Se nos terminaron las "provisiones" del 2019 y estamos por llegar a casa con el nuevo y fresco pedido para el 2020. Pero ¿ya limpiamos nuestro "refri"?, ¿Revisamos si hay algo echado a perder o mal oliente, que pudiera podrir lo nuevo?, ¿Cómo anda el aseo de nuestro corazón?, ¿Lo revisamos, lo desinfectamos?

 

Vayamos pues al fondo de nuestro "refri" y con un corazón sincero y actitud humilde, y en oración pidamos al Espíritu Santo nos permita ver lo incluso esas “frutitas podridas” que nos rehusamos a botar a la basura o aquellas que ni siquiera nos hemos percatado que teníamos guardadas, y que nos ayude a hacer un aseo minucioso.

 

Solamente nuestro arrepentimiento y la acción restauradora y renovadora de Su Espíritu puede exterminar cualquier suciedad o bacteria que pueda quedar allí dentro.

¡A la basura con todo lo viejo y podrido! No hay cabida para frutas o verduras de enojo, ira, malicia, calumnia y groserías, resentimiento, envidia, chismes, mentiras, flojera, indiferencia, etc., en el “refri” de un hijo de Dios.

Después, una vez que limpiemos, demos cabida a todos los frutos nuevos que Dios quiere entregarnos.

 

¡Se viene un año nuevo! Hagamos una pausa, limpiemos nuestro "refri", desinfectemos nuestra mente, y abramos nuestro corazón para recibir los abundantes frutos de bendición que Él tiene para sus hijos.

“Su Espíritu nos hace amar a los demás, estar siempre alegres y vivir en paz con todos. Nos hace ser pacientes y amables, y tratar bien a los demás, tener confianza en Dios, ser humildes, y saber controlar nuestros malos deseos”. (Gál.5:22-23)

 

¡Dios te dé un espectacular, fructífero y Feliz Año 2020!

Please reload

Entradas destacadas

GENTE TÓXICA

January 7, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes

April 2, 2020

March 24, 2020

March 2, 2020

February 24, 2020

February 17, 2020

February 15, 2020