Bienvenidos a nuestro Blog

¿Y COMO ES EL?

¿Alguna vez te has preguntado cómo es Jesús? Me refiero a su apariencia física.

Recuerdo en mi adolescencia haberme preguntado ¿Cómo será su cara?, ¿Cómo sería su contextura?, ¿será alto o bajito?, ¿Moreno o blanco?, ¿Delgado o robusto?

 

A lo largo de la historia opiniones y teorías van y vienen. Innumerables artistas, en diferentes culturas han tratado de plasmar en cuadros, esculturas, y otro tipo de expresiones artísticas la apariencia de Jesús.

 

Hollywood por su lado nos ha entregado una imagen de un Jesús rubio, de ojo azul. Sin embargo, todas estas versiones siguen siendo "teorías e interpretaciones personales".

 

Grande fue mi sorpresa cuando leí por primera vez Isaías 53:1-3 donde dice claramente que en Jesús: “No había nada hermoso ni majestuoso en su aspecto, nada que nos atrajera hacia él”.

En términos actuales diríamos que no tenía aspecto de galán de cine.

 

En un mundo donde todo nos dice que nuestra apariencia es algo importante y todos, en mayor o menor grado nos preocupamos por nuestro aspecto, lo que proyectamos y mostramos a los demás.

Pero ¿qué nos dice la Biblia respecto a nuestra apariencia? Sencillo y al grano:

“Somos como un espejo que refleja la grandeza del Señor, quien cambia nuestra vida. Gracias a la acción de su Espíritu en nosotros, cada vez nos parecemos más a él”. 2ª Cor.3:18

 

Dios no mide, ni ve, ni valora las cosas como lo hacemos nosotros. La grandeza, el atractivo y la fuerza de Jesús estaba en que siendo un hombre de apariencia común", su amor, humildad, misericordia y sufrimiento lo hicieron único y nuestro desafío es parecernos cada día más a él, en sus cualidades.

Independientemente de cómo es nuestra apariencia física, lo que de debemos tener claro es que nosotros podemos ser el único Jesús que las personas que viven y comparten con nosotros a diario podrán conocer.

 

No se trata de cuánta Biblia sabemos, de los versículos que recitemos de memoria, si somos o no líderes en la iglesia. Tampoco si somos adinerados, o guapos(as), o andamos en un auto último modelo. Se trata de lo que hacemos con todo lo que sabemos de Dios, de la transformación que hemos experimentado desde el día en que conocimos a Jesús. Se trata de nuestra forma de vivir y nuestras actitudes.

 

Dicho de otra forma, de manera práctica, para que entendamos:

La apariencia de Jesús es como la de sus seguidores. Jesús es como tú y como yo.

¿Qué Jesús están viendo las personas que nos miran?

 

Dios quiera que con la ayuda de Su Espíritu, sea uno muy "atractivo".

Please reload

Entradas destacadas

GENTE TÓXICA

January 7, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes

April 2, 2020

March 24, 2020

March 2, 2020

February 24, 2020